INTINA AGONIA

Este corazón mío, tan abierto y tan simple,
es ya casi una fuente debajo de mi llano.

Es un dolor sentado más allá de la muerte.
Un dolor
esperando…
esperando…
esperando…

Todas las horas pasan con
la muerte en los hombros.
Yo sola sigo quieta con mi
sombra en los brazos.

No me cesa en los ojos de
golpear el crepúsculo,
ni me tumba la vida como
un árbol cansado.

Este corazón mío, que ni
él mismo se oye,
que ni él mismo se siente
de tan mudo y tan largo.

¡Cuántas veces lo he visto
por las sendas inútiles
recogiendo espejismos,
como un lago estrellado!

Es un dolor sentado más
allá de la muerte,
dolor hecho de espigas
y sueños desbandados.

Creyéndome gaviota,
verme partido el vuelo,
dándome a las estrellas,
encontrarme en los charcos.

¡Yo que siempre creí
desnudarme la angustia
con solo echar mi alma a
girar con los astros!

¡Oh, mi dolor, sentado más
allá de la muerte!
¡Este corazón mío, tan
abierto y tan largo!
Julia de Burgos

CANCIÓN DESNUDA

Despierta de caricias, aún siento por mi cuerpo corriéndome tu abrazo. Estremecido y tenue sigo andando en tu imagen. ¡Fue tan hondo de instintos mi sencillo reclamo.

!De mí se huyeron horas de voluntad robusta, y humilde de razones, mi sensación dejaron. Yo no supe de edades ni reflexiones yertas. ¡Yo fui la Vida, amado! La vida que pasaba por el canto del ave y la arteria del árbol.

Otras notas más suaves pude haber descorrido, pero mi anhelo fértil no conocía de atajos: me agarré a la hora loca, y mis hojas silvestres sobre ti se doblaron.

Me solté a la pureza de un amor sin ropajes que cargaba mi vida de lo irreal a lo humano, y hube de verme toda en un grito de lágrimas, ¡en recuerdo de pájaros!

Yo no supe guardarme de invencibles corrientes ¡Yo fui la Vida, amado! La vida que en ti mismo descarriaba su rumbo para darse a mis brazos.

Julia de Burgos

YA NO ES MÍO MI AMOR

Si mi amor es así, como un torrente,
como un río crecido en plena tempestad,
como un lirio prendiendo raíces en el viento,
como una lluvia íntima,
sin nubes y sin mar…

Si mi amor es de agua,
¿por qué a rumbos inmóviles lo pretenden atar?

Si mi amor rompe suelos,
disuelve la distancia como la claridad,
ataja mariposas al igual que luceros,
y cabalga horizontes como cruza un rosal…

Si el universo es átomo siguiéndome las alas,
¿por qué medirme el trino cuando rompe a cantar?

Si mi amor ya no es mío,
es yo misma borrando las riberas del mar,
yo inevitablemente y fatalmente mía,
germinándome el alma en mis albas de paz…

Si mi amor ya no roza fronteras con mi espíritu,
¡qué canción sin su vida puede ser en mi faz?

¡Si mi amor ya no es mío!
Es tonada de espumas en los labios del mar…