PROMESA DE AMOR

Tu promesa de amor hoy es olvido
pedacito de ausencia tan lejana
nunca más tu beso en la mañana
es vivir por vivir, ningún sentido

Eras tú mi esperanza cada día
el abrazo y fresca la sonrisa
estallabas feliz en franca risa
maravilla de luz y de alegría

Otros brazos llamaron tu atención
y sin más marchaste de mi lado
corazón herido, desolado
es recuerdo y tristeza la pasión

Hoy camino por las calles distraído
en mi mente tu imagen obstinada
en las manos calientes solo nada
el motivo de seguir, lo que he perdido
Ningo

LA PROMESA

¡Todo el oro del mundo parecía
diluído en la tarde luminosa!
Apenas un crepúsculo de rosa,
la copa de los árboles teñía.

Un imprevisto amor, mi mano unía
a tu mano, morena y temblorosa.
¡Eramos Booz y Ruth ante la hermosa
era que circundaba la alquería!

“¿Me amarás?”, murmuraste. Lenta y grave
vibró en mis labios la promesa suave
de la dulce, la amante moabita.

Y fué como un ¡Amén! en ese instante
el toque de oración que alzó vibrante
la rítmica campana de la ermita.