SOL Y LUNA

Entre las manos de mi madre anciana
la cabellera de su nieto brilla:
es puñado de trigo, áurea gavilla,
oro de sol robado a la mañana…

Luce mi madre en tanto espuma vana
que la ola del tiempo echó a la orilla,
a modo de una hostia sin mancilla,
su relumbrante cabellera cana…


Grupo de plata y oro, que en derroche
colmas mi corazón de regocijo,
no importa nada que el rencor me ladre;

Porque para mis días y mis noches,
tengo el sol en los bucles de mi hijo
y la luna en las canas de mi madre…

José Santos Chocano

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *