LO INEFABLE

Yo muero extrañamente… No me mata la Vida,
no me mata la Muerte, no me mata el Amor;
muero de un pensamiento mudo como una herida,
no habéis sentido nunca el extraño dolor.

De un pensamiento inmenso que se arraiga en la vida,
devorando alma y carne,y no alcanza a dar flor?
nunca llevasteis dentro una estrella dormida
que os abrasaba enteros y no daba un fulgor…?

Cumbre de los martirios…! Llevar eternamente
desgarradora y árida, la trágica simiente
clavada en las entrañas como un diente feroz…!

Pero arrancarla un día en una flor que abriera
milagrosa, inviolable… A más grande no fuera
tener entre las manos la cabeza de Dios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *