El último beso

Tu boca hecha de amor y de ambrosía,
donde bebí de amor el rojo vino,
sobre tu rostropálido y divino
una mancha sangrienta parecía.

Yo iba a partir y tú con ansia loca,
estrechándote a mí, sensual y ardiente,
en un beso juntaste largamente
la fiebre de tu boca con mi boca.

Hoy nada me interesa cuanto existe,
pero aunque la nostalgia me tortura
al recordar tu amor y tu hermosura.

Voy cruzando la vida menos triste,
porque llevo en los labios la dulzura
de quél último beso que diste.

Felipe Sassone
(Perú)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *